Fm logistic

La logique des transports urbain

NO ENTENDEMOS NUESTRO TRABAJO FUERA DE UN ENTORNO COLABORATIVO

Péninsule ibérique

Desde su creación en el norte de Francia hace 50 años, FM Logistic ha construido su crecimiento en torno a valores, unos valores muy marcados por el carácter de los fundadores, la familia Faure- Machet, que pretendieron desde el principio “cuidar del grupo humano que les rodeaba y les acompañaría en esa aventura”.

¿Qué valores son esos que han orquestado el crecimiento de FM Logístic?
Uno de ellos siempre fue “considerar” a todas las personas que se iban incorporando a FM Logistic para seguir creciendo desde el respecto y la responsabilidad. Parece obvio, pero mientras otras empresas estaban en aquellos tiempos más pendientes de las cuentas de resultados, nuestros fundadores dedicaron su esfuerzo a invertir y cuidar de las personas.

Imagina una empresa internacional preguntando a más de 15.000 personas “¿Cuál es la mejor manera de afrontar el futuro?”, “¿Cómo seguir haciendo historia?” o “¿Con qué actitud continuar el camino para perdurar?”. Eso es lo que hizo FM Logistic en 2016 y, desde entonces, los valores de la organización elegidos por todas aquellas personas son Trust, Performance y Openness. En España decidimos no traducirlos para reforzar nuestro carácter internacional.

 

¿Qué retos supone ese carácter cooperativo para la gestión de personas?
Ahora ya somos 22.000 personas, así que en estos dos últimos años desde RRHH hemos trabajado y seguimos trabajando a nivel corporativo y local en el diseño de herramientas prácticas de gestión para que esos valores impregnen nuestras acciones Por ejemplo, hemos diseñado un conjunto de comportamientos reales asociados a esos valores que nos sirven para reclutar y evaluar a las personas de nuestra organización. Creemos firmemente en que si los valores no están realmente integrados en nuestras prácticas a todos los niveles, terminarán colgando de las paredes como mero elemento decorativo o siendo un credo que todos recitan pero pocos practican. No queremos caer en eso y la compañía hace un despliegue para cuidar de ello que incluso a mí todavía me sorprende tras 10 años en la compañía. Creo sinceramente que este es uno de los elementos que realmente nos diferencia.

 

Han sido pioneros en desarrollar conceptos como el pooling -o gestión del transporte y recursos de forma compartida- y los centros de rutas colaborativas, y apoyan asimismo proyectos de start-ups inspirados en economía colaborativa, aplicados al almacenaje y el transporte. ¿Apuestan también por crear un entorno colaborativo de trabajo?
Sí, la verdad es que hemos sido los primeros en desarrollar iniciativas logísticas innovadoras y creo que eso nos distingue cada vez más, aunque te copien rápido y a veces “nos adelantan por la derecha”. Sin embargo, nuestra mejor receta es sin duda esa capacidad de colaboración y cooperación en nuestra organización que no solo es ya un eje estratégico, sino práctico y diferencial. Nuestra visión y misión, que también han sido reformuladas hace un par de años incluyen esta idea.

He aquí nuestra misión: “Equipos creando soluciones para una Supply-Chain sostenible, que contribuya a la mejora de la calidad de vida”. No entendemos nuestro trabajo fuera de un entorno colaborativo. Nos definimos como equipos creadores de soluciones: ahí es donde también incorporamos la innovación. Y por supuesto somos cada vez más conscientes de que el resultado de nuestro trabajo tiene un impacto en la sociedad. Esa es nuestra manera de entender y cuidar lo que hacemos desde la responsabilidad total.

Tenemos muchos grupos de trabajo internacionales co-creando y cooperando, buscando las mejores soluciones a todos los niveles de la organización. Esto nos hace estresar un poco nuestros ritmos organizativos, de manera que muchos de nosotros estamos presentes en varios equipos de trabajo a la vez, pero los resultados son enriquecedores a nivel individual y colectivo.

 

¿Cómo fomentan el orgullo de pertenencia a esos múltiples equipos de trabajo?
Hay empresas que ya tienen construida una marca reconocida y aparentemente mucha gente quiere pertenecer a ellas. Algunas tienen trabajadores que antes han sido seguidores y consumidores, pero lamentablemente algunas están pasando por encima de las personas. Nosotros creemos que la marca la construyen las personas; no se puede construir una marca sin ellas. En ese sentido preferimos buscar fórmulas para acercarnos a la gente siempre desde una intervención blanda. Imponer la marca trae a la larga malos resultados. Me gusta poco el concepto de Employer Branding, así que en nuestra visión quizá podríamos hablar más de People Branding.

 

En marzo trasladaron su sede a Illescas, donde han adquirido una plataforma construida sobre los principios de sostenibilidad y seguridad y bienestar de sus empleados. ¿Por qué esa apuesta?
Cuidar del entorno que rodea a todos y cada uno de nuestros profesionales mejora la calidad de vida y eso es más que suficiente. El entorno no solo es el físico; cuando hablo de entorno para mí es fundamental pensar en la calidad de nuestras relaciones. De nada sirve trabajar en una oficina o almacén de última generación si no cuidamos otras cosas. Afortunadamente, trabajamos para que todo eso forme parte de una organización saludable en la que la gente quiera elegir trabajar con nosotros.

 

¿Cómo incide asimismo en su engagement la iniciativa Blue Hearts?
Blue Hearts tiene mucho que ver con esa idea que señalaba anteriormente: las personas construyen la marca. Con Blue Hearts, que fundamentalmente es un programa basado en la generosidad de nuestra gente – que comparte habilidades o aficiones tan dispares como la colla castellera, un blog de viajes, rafting, tiro con arco, petanca, rutas BTT, centros de acogida de animales, etc.- hemos obtenido muchos regalos: identificación de talento, compromiso, cooperación, liderazgo, diversión, experiencias tremendamente emocionales… y lo más llamativo es que nosotros solo hemos creado el marco, las personas lo hicieron suyo desde el principio. El resultado es espectacular. Blue Hearts tiene una magia que es difícil de explicar y que sobre todo no hemos podido replicar con ningún otro programa: no tenemos el molde, pero cada año aprendemos de ello.

 

https://www.randstad.es/tendencias360/no-entendemos-nuestro-trabajo-fuera-de-un-entorno-colaborativo/