Sostenibilidad
Sostenibilidad

Productos sostenibles: ¿cómo puede la cadena de suministro ayudar a cambiar de paradigma?

Una cadena de suministro más sostenible Una palanca crucial para reducir la huella ambiental de nuestros productos Ante la creciente conciencia por proteger el planeta, los…

En October 29, 2021

Una cadena de suministro más sostenible

Una palanca crucial para reducir la huella ambiental de nuestros productos

Ante la creciente conciencia por proteger el planeta, los ciudadanos, los gobiernos, las instituciones internacionales y las empresas han comenzado a introducir iniciativas para reducir la huella ambiental de sus actividades y a considerar todo el ciclo de vida de sus productos. La cadena de suministro supervisa el flujo integral de un producto, desde los proveedores hasta el cliente final, empezando por su concepción y pasando por su embalaje, transporte, manipulación y almacenamiento, hasta su destrucción o reciclaje. Las cadenas de suministro, y especialmente las empresas de logística, están en el centro del sistema. Pueden proporcionar apoyo a sus clientes, de modo que cada eslabón de la cadena tenga un impacto medioambiental mínimo.

Los orígenes del proceso

El proceso comienza por la medición. En 2018, la Comisión Europea estableció un método para examinar todos los factores del ciclo de vida de un producto que pueden afectar al medioambiente, incluidos el cambio climático, la protección de la capa de ozono, el consumo de agua, el uso del suelo, las emisiones de partículas y el agotamiento de los recursos. El método, conocido como Huella Ambiental de Producto (HAP), tiene en cuenta simultáneamente 16 categorías estandarizadas y ponderadas, lo que permite asignar a un producto una calificación de huella ambiental universal y comparable.

Por ejemplo, al mirar una camiseta, es fácil pensar que si se produce cerca, tiene una huella ambiental menor que una versión importada, debido a las emisiones producidas al transportar un artículo desde su lugar de producción hasta el consumidor. Pero en realidad, las emisiones del transporte son menos del 5% del impacto de la camiseta. Si la camiseta es de algodón, entre el 40 y el 50% de su impacto ambiental total procede de las condiciones en que se ha cultivado el algodón.

LA CADENA DE SUMINISTRO SUPERVISA EL FLUJO INTEGRAL DE UN PRODUCTO, DESDE LOS PROVEEDORES HASTA EL CLIENTE FINAL, EMPEZANDO POR SU CONCEPCIÓN Y PASANDO POR SU EMBALAJE, TRANSPORTE, MANIPULACIÓN Y ALMACENAMIENTO, HASTA SU DESTRUCCIÓN O RECICLAJE.

Por qué la cadena de suministro tiene un papel indispensable

Dicho esto, las empresas de logística tienen un papel crucial a la hora de mitigar el impacto del transporte, el embalaje y el almacenamiento. Teniendo en cuenta la dependencia de sus actividades de los combustibles fósiles, así como la previsión de una alta tasa de crecimiento, uno de los mayores retos para los proveedores de servicios de la cadena de suministro omnicanal es la descarbonización. Las actividades logísticas representan alrededor del 10-11% de las emisiones mundiales de CO2.

Más de la mitad de las emisiones mundiales son producidas por ocho cadenas de suministro: alimentación, construcción, moda, bienes de consumo rápido, electrónica, automoción, servicios profesionales y transporte de mercancías, según un informe de 2021 del Foro Económico Mundial1. Aumentando la eficiencia e introduciendo energías renovables, estas cadenas de suministro pueden reducir el 40% de las emisiones con un impacto mínimo en los costes de los productos. Una encuesta realizada en 2020 a más de 90 altos ejecutivos de empresas europeas sobre las medidas que están adoptando para reducir las emisiones de CO2 de la logística reveló que la forma más rentable era cambiar el transporte de mercancías por métodos más limpios (seguida de la mejora de la carga de los vehículos, el cambio a energías alternativas y la reducción de las emisiones de los almacenes)2.

MÁS DEL 50% DE LAS EMISIONES MUNDIALES SON PRODUCIDAS POR 8 CADENAS DE SUMINISTRO

Cambio de paradigma

Todo esto demuestra que los nuevos tipos de cooperación pueden contribuir a cambiar el paradigma.

La mutualización, o la agregación de volúmenes por sectores y no por clientes, es otra estrategia clave, que hace que muchos aspectos de la logística -como el almacenamiento, el embalaje, el llenado de camiones y la definición de rutas de entrega- sean más eficientes, menos costosos y más ecológicos.

Si la descarbonización del transporte, la optimización y la eficiencia energética en los almacenes son algunas de las soluciones relevantes para adaptarse al cambio climático, la cadena de suministro es también una palanca para transformar los negocios, ya que puede fomentar un impacto positivo a través de nuevos modelos empresariales. Por ejemplo, mediante la creación de un sistema de distribución a granel con algunos retailers, que contribuya a reducir los envases y su impacto medioambiental, o mediante el desarrollo de nuevas plataformas logísticas urbanas modulares en las ciudades, comentario que ofrece oportunidades de reducir la entrega de última milla, responsable del 25% de la emisión de carbono del transporte de un producto.

La encuesta de 2020 entre las empresas europeas constató una conjunción de objetivos medioambientales y comerciales en la descarbonización de la logística: El 60% de los ejecutivos estimó que la mitad o más de las medidas de reducción de CO2 también acababan reduciendo los costes. Con el enfoque adecuado, la sostenibilidad de la cadena de suministro puede ser una propuesta ganadora para las empresas y el planeta.

¿Fue este contenido interesante, útil?